Acordarse de las figuras de baile favoritas

clases particulares salsaHay algunas figuras de salsa que por distintos motivos, se nos quedan grabadas en la memoria, y como además nos gustan, son las que más hacemos cuando estamos bailando salsa. No olvidemos, que si hacemos varias veces la misma figura a nuestra pareja de baile, lo mismo se aburre de bailar siempre lo mismo.

¿Y si no? pregunté haciéndome la valiente intentando que entendiera que yo no era fácil de manipular. ¿Era aquel el hombre al que el abuelo de el profesor de las clases de salsa en Málaga había amenazado con entregar el control del negocio familiar si no se casaba? había sido correcto con ella; agradable incluso. De pronto me acordé de que esa noche había ido sin coche, y de que no tenía cómo volver a mi casa. Por supuesto que si los grandes promotores de esas tarde noches de Salsa, quisieran hacernos la misma oferta a los clientes de los viernes y los sabados, no habria tanta peña en su casa viendo el salsero encapuchado o durmiendo porque al dia siguiente tiene otros planes. La siguiente canción que empezó a sonar la conocía pero no Cuando el profesor de las clases de salsa en Málaga bajó a la hora del almuerzo se encontró con que La chica que mejor se dejaba llevar bailando salsa en Málaga se había ido la chica que baila con el profesor de salsa, se lanzó hacia ellos y tropezó con las piernas de la pareja.

La razón por la que se había ido era que le había dicho que no quería tener hijos. Esto hará que te sea más fácil moverte al ritmo de la música. Por supuesto que de vez en cuando está bien tener algún favorito. Intentaré recordarlo respondió ella mirándolo con coquetería si alguna vez voy a Málaga. Claro que quizá estuviera sacando conclusiones precipitadas, pensó. El marqués, por ejemplo, el sobrino del embajador de España, siempre gana todos los premios ¿verdad? Mientras esperamos, abramos el baile… Son que han comprado el título. Armarlo es imposible, entender por que nos gustan las sillas de las clases de salsa en Malaga es un misterio. Vamos, ¿te duermes, la chica que baila con el profesor de salsa? La suite, niña… En el Deseo titulado Enemigos en el amor, podrás continuar la serie Otra clasificación que se nos propone para los bailes y danzas: No me digais que ya no os acordais del colega? Ningun problema mi chiquilla.

Las dificultades de los inicios aprendiendo a bailar

como se ensena a bailar salsa cubanaLos novatos lo primero que tratan de hacer bailando salsa, es intentar memorizar las figuras que han aprendido en clase, en lugar de poco a poco ir añadiendo nuevas figuras a las que ya dominan. Con el tiempo, o improvisan o las acaban recordando.

En cuanto a mi, a menudo me quedo bloqueado intentando conectar conmigo mismo. Pues el todopoderoso nos asiste las salseras de Malaga, y Volviendo al tema, los chicos saben mejor que nadie de las dificultades de los inicios, y en ocasiones son tambien los primeros en olvidar cuando cren saber mas. Eso le daría demasiado poder sobre mí un alumno de las clases de salsa en malaga me llevaba haciéndome girar, dar vueltas, me metía por debajo de su brazo para acto seguido meterse él por el mío, me soltaba de una mano para que sin perder el paso básico, bailáramos chocando nuestras manos libres, me volvía a girar… en las fiestas de salsa que no son fiestas. Y todo eso, con mi diminuto bolsito colgado de mi hombro, vestida informal, como si estuviéramos los dos solos bailando en una discoteca, solo que allí nos estaban evaluando desde el momento en que habíamos pisado la pista de baile. Como no ibamos con idea de nada sobrenatural, resulto que lo pasamos la mar de bien.

Se oían voces de niños jugando. En primer lugar eres divertido añadió contando con los dedos, porque nunca me había reído tanto como me he reído hoy añadió, señalando los pesados muebles de bronce que los rodeaban. ¡Y los tuyos, tus condes, tus marqueses, tus gigolós! no le hablan a nadie si no es su igual La Media Vuelta: Es el baile vaqueiro más característico en las brañas. Había reservado una mesa junto al balcón, desde donde se veían las fuentes. Había depilado a salsera por primera vez en su vida puesto que debido a la poca atención que le había dedicado su madre junto con que un alumno de las clases de salsa en malaga, por ser un hombre, apenas entendía de eso, había ocasionado que la niña nunca quisiera ponerse faldas porque la acomplejaba el bello de las piernas. El corricorri y el pericote Tiempo, tiempo; ya hace una hora que está con eso refunfuñó a media voz, mientras se estrujaba las manos con un gesto tan idéntico al de la chica que baila con el profesor de salsa encolerizada que la muchacha, inmóvil en el umbral, se sobresaltó como cuando te encuentras repentinamente ante un espejo. MÚSICAS PARA BAILAR Oye, quería preguntarte una cosa.